miércoles, 31 de agosto de 2011

Bicis y mas bicis...

El año pasado estuve unos días por Dinamarca, así que eso ya me preparó para ver bicis por todas partes. Es más, creo que en Dinamarca había muchas más bicis que lo que he visto en Noruega. Es cierto que Copenhague es una ciudad más grande que Oslo y Trondheim juntas, pero aún así la proporción era desmesurada.

La orografía de Trondheim tampoco ayuda mucho. Es una ciudad cuyo centro histórico está una relativamente pequeña península en el centro, y fuera de ahí, comienzan los montes. Así que es todo subir y bajar cuestas.

Sin embargo, cada día veo montones de personas peleando con sus bicis, lloviendo o bajo el sol, pedaleando para subir estas cuentas, o más relajados bajando. Es encomiable, la verdad.

Entre los estudiantes, hay un gran mercado de segunda mano. En los grupos de Facebook de asociaciones como ISU, uno puede ver decenas de anuncios de bicis usadas, que son compradas por la siguiente hornada de estudiantes de intercambio. Si uno está dispuesto a hacer un esfuerzo en algunos tramos, es una buena alternativa al transporte, aunque es para pensárselo en invierno con la nieve, el hielo y demás.

Personalmente, paso de pillar una bici para tres meses. Y por el precio que pagaría por una bici, prefiero pagar el bono trimestral de autobuses, que me sale muy bien de precio, que no me agrada la idea de pedalear bajo la lluvia o la nieve frecuentemente. Igual si hubiera venido en otra época...

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada