sábado, 20 de agosto de 2011

Casa conseguida y visita al Trondelag Folkmuseum

Buenas a todos.

Os escribo desde mi cuarto, en una casa compartida. Finalmente conseguí contactar con una persona que no le importaba que fuera para tres meses, después de mandar decenas y decenas de emails. La casa está compartida en la planta de arriba por el dueño, y luego tiene el sótano acondicionado como si fuera otra planta más, con su salón con tele, cocina, cuarto de baño y distintos dormitorios, de los cuales uno es el mío.

No me hace gracia la idea de compartir casa, quienes me conocen ya lo saben. No tengo 20 años y no estoy para aguantar los típicos roces que salen en este tipo de convivencia, pero la economía por un lado (conseguir un apartamento para uno es prohibitivo) y el que nadie te da facilidades si vas a estar menos de un año, me hicieron decidirme por este dormitorio. Son tres meses, al fin y al cabo.

El dormitorio estaba sin amueblar, así que tocó visita al Ikea, a comprar al menos una cama entera, con su somier, colchón y edredón. También compré ya una silla, así que ya sólo me falta la mesa, para sustituir a la caja de cartón que estoy usando ahora mismo mientras me siento en el suelo, jeje. Oh, y cortinas, porque tampoco tenía cortinas, y a las 5 de la mañana entra una luz tremenda ya...

La casa está en un barrio residencial a las afueras, cerca del parque conocido como Bymarka, un bosque tremendo con montes, lagos y multitud de rutas senderistas. Y tiene una parada de bus en la puerta casi, así que está bien comunicada.

Por lo demás, estos días nos han preparado diversas actividades para los estudiantes de intercambio, ya sean erasmus o como yo, que estemos de estancia por investigación. El jueves y el viernes hubo fiesta, aunque sólo fui a la de ayer, y hoy había preparado un tour, del que pasé porque ya he visto bastantes cosas de la ciudad, y una visita al Trøndelag Folkmuseum. Este es un museo al aire libre, con casitas e iglesias de madera típicas de la región, así como un museo de esquí, taberna tradicional, etc. Todo está en madera. Así es normal que cuando había un incendio, la ciudad entera se iba a tomar por saco, y tenían que volver a construir todo, hasta el siguiente incendio...

Una cosa más vista de las que tenía pendientes, y lo mejor es que ha salido gratis por ir con la universidad, jeje, que aquí en nada que te descuidas te clavan 100NOK por cualquier tontería xD

Os dejo con un par de fotillos del museo.

Casitas típicas de la región de Trøndelag

Iglesia de madera del siglo XII

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada