jueves, 9 de febrero de 2012

Hitra

Además de Oslo, Hitra fue la única excursión que hice en Noruega. Y esta fue aquella en la que pude vislumbrar un poco de lo que es la Noruega de los fiordos, aunque no fuera en los más conocido, pudiendo conocer algo de la parte menos cosmopolita del país. Hitra es la séptima isla en tamaño de Noruega, y está situada en el fiordo de Trondheim, aunque ya a las puertas del Mar del Norte. 

La población apenas supera los 4000 habitantes, aunque es una isla de considerable tamaño. Para llegar a ella cogimos un ferry de la compañía Kystekspressen desde Trondheim, que atravesó el fiordo y nos dejó en la localidad de Sandstad, en el sureste de la isla, cerca de dos horas después.



Como casi todo en Noruega cuando uno quiere ver naturaleza, se pueden hacer varias rutas por la isla, pero como mínimo se hace necesario usar una bicicleta, y es recomendable un coche. Nuestros medios no incluían nada de eso, así que no pudimos hacer mucho más que merodear por esa zona de la isla hasta que llegase la hora de volver. Esto no fue particularmente fácil, puesto que los senderos para peatones no eran demasiados y había que meterse en la carretera si se quería salir de la zona, y aunque no hay mucho tráfico no es una idea agradable.

A pesar de que no pudimos movernos mucho por la isla, ya en la pequeña región en la que estuvimos pudimos apreciar la majestuosidad del paisaje noruego. Prácticamente en cada rincón se aprecian escenas dignas de bucólicas postales, se respira en el ambiente una gran paz y tranquilidad. El paisaje está salpicado de pequeños lagos, islas que rodean a la principal y mucho verde. 

Destaca la presencia en la isla de una gran comunidad de ciervos, la mayor en todo el norte de Europa se encuentra aquí, y nosotros tuvimos la suerte de toparnos con ellos cerca del pueblo. Tras unas cuantas horas paseando y fotografiando, volvimos a tomar el ferry de vuelta a Trondheim, llegando por la tarde-noche. Es una excursión perfecta para pasar el día. Os dejo sin más con algunas fotos que tomé allí.









Con esta entrada despido a Noruega (espero que por el momento), ya no tengo nada más que enseñaros de mi estancia allí durante el 2011. Espero que os haya gustado, ciertamente es un país que recomiendo ver. Yo estoy deseando volver :)

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada